ENTREVISTA A Draco (Ernesto Ríos)

Actualizado: 29 may 2021


@janie.xz



Ernesto Ríos, también conocido como Draco, es originario de la ciudad de Oaxaca, México, y quien actualmente vive en la ciudad de México, fue uno de los estudiantes de nuestro segundo ciclo de cursos de narrativa gráfica. Su principal interés siempre ha sido el desarrollo de videojuegos, pero al momento de escoger una carrera, no había ninguna directamente relacionada con lo que él buscaba, por lo que optó por diseño gráfico. Eso no lo detuvo para ejercer la profesión como diseñador de juegos, y profesor de ello. También es muy fan de los cómics, siendo sus favoritos Ghost in the Shell de Masamune Shirow y Earth X de Jim Krueger y Alex Ross.

Draco tomó el taller de Constucción de Personajes a través del Teatro y el Cine con la profesora Wendy Rey, y nos cuenta su experiencia aquí mismo:



¿Qué expectativas tenías del curso que tomaste?


Aunque siempre me ha interesado la parte del guión, es algo que no he desarrollado formalmente y vi en este curso una oportunidad de aprender un poco más sobre temas que me serían de ayuda en este proceso. En particular, el diseño de personajes desde el punto de vista narrativo me parece algo que siempre es difícil y uno corre el riesgo constante de que todos los personajes terminen hablando y comportándose como el autor, así que esperaba obtener más y mejores herramientas para evitar esto.

En este sentido, el curso cumplió con las expectativas. Otra parte que me pareció relevante fue la comparativa entre los recursos del cine, el cómic y otros medios, como el teatro, así como toda la parte de la jornada del héroe que, aunque es un concepto que ya conocía, fue bueno explorarlo más a detalle.



Cuéntanos más del proyecto que hiciste para este curso.


Hicimos varios ejercicios pero el principal fue un pequeño cómic basado en un sueño. En este caso elegí una pesadilla recurrente que tenía cuando era niño y me pareció interesante tratar de plasmarla de manera visual. El sueño era breve y sencillo pero el reto principal era decidir no solo la técnica y el formato sino la estructura y el ritmo. Definir qué se quería transmitir y cuál sería la manera más adecuada para hacerlo utilizando el poco espacio y el poco tiempo que se tenía disponible. La creatividad surge precisamente de las limitaciones, porque nos forzó a encontrar mejores maneras de aprovechar los recursos que tenemos.



¿Cómo ves el panorama del cómic en Colombia?


Desafortunadamente, conozco muy poco de lo que se hace en Colombia. Lo poco que me ha tocado conocer es mediante las amistades que tengo allá y un poco lo que uno logra ver en redes sociales. Lo que puedo es comentar un poco de lo que conozco sobre el panorama en México, aunque también he de aceptar que actualmente ya casi no consumo cómics, pero en los años en los que sí lo hacía, estaba bastante enterado del mercado y la industria de cómics a nivel nacional.

Sin duda, el Internet fue un factor fundamental que cambió la realidad del cómic a nivel mundial y México no fue la excepción. En general, en años recientes se ha vuelto más fácil hacer cómics ya que tanto las herramientas como la información se han vuelto mucho más accesibles y ahora existe la posibilidad de publicar de manera digital y sin necesidad de una editorial. Sin embargo, al mismo tiempo siento que para muchos se ha vuelto más difícil lograr una visibilidad adecuada porque ahora cada autor tiene que gestionar esa parte directamente, lo cual requiere más tiempo y trabajo, y al haber tanta oferta de obras en el mercado se vuelve muy difícil destacar por lo que muchos autores se mueven en nichos muy pequeños y atomizados.

Por otra parte, el internet también ha reducido significativamente la demanda de productos impresos y aunque todavía se ven muchas traducciones de cómic extranjero en las tiendas y puestos de revista, es raro ver cómics nacionales impresos ya que ahora se encuentran casi exclusivamente en eventos o comprándolos directamente a los autores y por eso muchas obras son desconocidas para la gran mayoría. Muy lejanos quedaron los tiempos en los que las historietas como las de Kalimán y El Santo lograban vender tirajes de varios millones de ejemplares a la semana.




¿Cuál sería tu siguiente paso? ¿Qué sigue para ti?


Bueno, de momento seguiré en lo mío como diseñador de juegos y profesor. Algunas cosas vistas en el curso podrían aplicarse a lo que hago, pero solo en circunstancias muy específicas porque regularmente el enfoque de mi trabajo es otro, pero también me gustaría poder apartar un poco de tiempo para estas otras cosas que me gustan como el guionismo y los cómics, y creo que este curso sirvió para retomar un poco estas otras cosas que me interesan y recordar por qué me gustan.


---

Pueden ver el trabajo de Draco en este link



105 visualizaciones0 comentarios